Cazador de crepúsculos

¿Qué elegirías capturar con la cámara si fueses cineasta?

En este cortísimo cuento, Cortázar nos introduce en la mente de una persona no-cineasta que nos relata su deseo cinematográfico en primera persona: filmar crepúsculos hasta dar con el definitivo para compartirlo con transeúntes de la ciudad, en el medio de una sala cinemátográfica.

¿Qué magia ronda las butacas de los cines? ¿Qué tiene el cine que aún rodeadxs de tantas personas, invoca placeres anónimos y solitarios? ¿Y de qué sustancia está hecho el tiempo de los crepúsculos que (sin proponérselo) nos dejan sin palabras?

Por experiencia y reloj pulsera sé que un buen crepúsculo no va más allá de veinte minutos entre el clímax y el anticlímax, dos cosas que eliminaría para dejar tan sólo su lento juego interno, su calidoscopio de imperceptibles mutaciones

Cazador de creúsculos, julio cortázar
Audiorelato del cuento “Cazador de crepúsculos” de Julio Cortázar

Vení, pasa, sentate conmigo en este rincón de mi biblioteca y compartamos juntxs la lectura de este maravilloso relato.